AJUAYO


Ajuayo = Comezón —en lengua náhuatl—.

Hace un año sentí de nuevo un ajuayo de compartir las ideas y aficiones que recorren los pasillos de mi cabecita calva. En otro intento por empujarme a crear, lancé un boletín digital que ya cumple sus primeros doce meses. Ha sido un camino largo pero muy ameno y repleto de aprendizaje. Es en este modo conmemorativo en el que comparto algunas partes de la primera edición y así continuaré compartiendo las siguientes que considere no me avergüencen demasiado, ya que algunas reflexiones que comparto son muy personales.

“Los círculos que no se cierran se vuelven laberintos”.

HAZ LO QUE NO PUEDES HACER

Este vídeo cumple cinco años el próximo 7 de marzo. Por eso lo aprovecho como inauguración de esta ocurrencia. Cuenta con casi quince millones de reproducciones y contando. Yo lo veo/escucho de vez en vez como motivación. Tiene un mensaje que en lo personal me mueve.

Agrego, abajo del vídeo, mi propia traducción/transcripción que hice, con todo gusto, para que el mensaje, de Casey Neistat y su equipo, llegue a más personas.

A los que odian, los que dudan, mi subdirector de secundaria. A todo aquel que le ha dicho a alguien con un sueño que NO PUEDE. Este vídeo es para ustedes.

  • Mantén tu cabeza agachada.
  • Sigue las reglas.
  • Haz lo que se te dice.
  • Ve a lo seguro.
  • Espera tu turno.
  • Pide permiso.
  • Aprende a comprometerte.

ESTOS SON CONSEJOS TERRIBLES.

Si escribiera una autobiografía, un libro sobre mi vida, un título que podría funcionar sería: HAZ LO QUE NO PUEDES HACER. Porque esa idea encapsula todo lo que siempre he hecho.

Como cuando me quería mudar a Nueva York y mi papá: −NO PUEDES. No tienes dinero−.

Cuando por primera vez dije que quería hacer películas, −NO PUEDES. No estudiaste en la escuela de cine−.

Quería tener un programa de televisión, −NO PUEDES, Casey. No eres lo suficientemente bonito−.

Y para ir más lejos, si tuviera que caracterizar lo que esta nueva generación de creadores de contenido y cineastas, todo lo que nosotros hacemos en canales de YouTube y en todos lados, hacemos lo que no podemos hacer.

No puedes ser un cineasta de películas de acción… pero invitas a tus amigos que practican parkour, los disfrazas de personajes de videojuegos brincando edificios y SÍ PUEDES. −¿Correcto, Devon? − ¡Sí!

No puedes tener un programa de entrevistas, pero tienes una cámara y SÍ PUEDES.

−Este es mi primer vídeo en YouTube…

…Y enseguida estás entrevistando al Presidente de Estado Unidos:

−Escuché que está punto de quedarse sin empleo pronto.

−Tal vez inicie un canal de YouTube.

−Eso es lo que estoy pensando.

No puedes volar alrededor de la ciudad de Nueva York en una alfombra mágica, PERO tomas tu patineta eléctrica, unos tubos de PVC, un fantástico disfraz, llamas a Jesse y SÍ PUEDES.

−¿Qué opinas?

−Se ve muy chingón.

No necesitas equipo, camiones o una grúa. No necesitas una cámara carísima que nunca funciona. Cuando eres un creador no necesitas a alguien que esté diciéndote al oído LO QUE PUEDES Y NO PUEDES HACER.

− ¡Estoy montando el metro!

LO QUE PUEDES DECIR Y LO QUE NO.

Nos llaman video jugadores, influencers (personaje de opinión), famoso de internet… −¿Qué chingados significa eso? – Pero nosotros sabemos algo que ellos no…

…Puedes iniciar un blog, un canal sobre maquillaje, viajarás alrededor del mundo con un piano gigante, tocando en hermosos lugares con gente a quién le interesa.

Cuando eres un creador todo lo que necesitas es un teléfono celular, conexión a internet y una buena idea. Una historia que tú quieres compartir. Algo que necesitas decir. –La confianza está dentro de ti mismo−. Y entonces el resto es historia.

Si lo haces bien podrás renunciar a tu trabajo, hacer amigos de lugares inimaginables. Reunirse, colaborar, investigar, y una vida que se mueve tan rápido y tan plena que ni siquiera tendrás tiempo de procesarlo.

Así que para a mis colegas creadores les digo: SIGAN HACIENDO EL TRABAJO.

Y nunca lo olvides: No escuches a nadie, porque en este nuevo mundo NADIE SABE NADA. Los enemigos, los escépticos, están todos bebiendo champaña en la cubierta del Titanic y nosotros somos el maldito iceberg.

HAZ LO QUE NO PUEDES HACER.

________________________________

________________________________

Suscríbete a mi boletín digital aquí y recíbelo en tu bandeja de entrada. 📬

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s