<> It, el refrito de ESO

Regresamos a las andadas después de tantísimo tiempo ausentes. Y regresamos con una nueva sección; No sé de cine pero sé lo que me gusta.

En esta primera edición hablaremos no de una película que ya vimos, si no de una película que veremos hasta Septiembre de 2017, el refrito (remake) de IT (ESO) de Stephen King.

Recién se presentó la imagen de cómo se verá el Payaso Pennywise y tal ha sido la controversia que ha causado que nos orilló a regresar a revivir este espacio. Hablaremos como fans de la primera película del popular libro, como fans de Stephen King, como fans de Tim Curry (quien interpretó al Payaso en la primera versión) y como fans de el personaje en cuestión, el Payaso Pennywise.

La Película “Original”

Sólo para comenzar, debemos dejar de llamar a la primera versión “Original”, porque no lo es. Es una versión de la obra de King, no tiene nada de original. Si leyeron el libro sabrán que esa versión, a pesar de durar más de tres horas, deja muchísimas cosas fuera, así como cambia algunas otras. Y no es crítica negativa, amamos esa película, no olviden eso. Pero no es la película “Original”, simplemente se hizo primero, hace VEINTISEIS AÑOS.

maxresdefault

El Payaso Pennywise. Tim Curry vs Bill Skarsgård

NO ES TIM CURRY. Obvio que no, Tim Curry es una institución como actor, versatil, que hace desde comedias baratas, doblajes en caricaturas y videojuegos, hasta teatro londinense, pasando por otra película de culto como The Rocky Horror Picture Show. Pero cuando se realizó la primera versión de la película, Tim Curry era un actor de 44 años en carrera apenas ascendente, NO ERA el actor con la trayectoria actual. Compararlo con Bill Skarsgård, quien interpretará a Pennywise en esta nueva versión, es injusto e imposible. Actor de 26 años que apenas comienza. 

NO ASUSTA. Cómo chingados no va a asustar. Vean la pinche mirada de loco que tiene el actor Bill caracterizado como Pennywise. Su ropa más clásica a un payaso de principios de 1800. Siendo que el primer “registro” de Pennywise en la historia es en 1740 y despertando cada 30 años. Por lo tanto si un Pennywise es más “original” que el otro, tendría que ser este nuevo.

Además, quienes aseguran que no asusta más son “adultos” mayores de 25 años. Pero hay que preguntarles a niños de 10 a 15 años cuando vean la nueva versión si no les asusta el bendito payasito. No es posible compararlos porque son dos visiones diferentes de dos directores diferentes plasmados por dos actores diferentes en dos épocas diferentes dirigidos a dos generaciones completamente diferentes.

pennywise-ew-00054120.jpg

La Novela

El éxito o fracaso de esta nueva versión no sólo radicará en la actuación del payasito querido, si no del casting de niños valientes y adultos traumados, pero sobre todo, de que la película aborde todos esos momentos emocionantes que dejó fuera la primera versión. ¿Se animarán a llevar a la pantalla la escena de sexo que los que no han leído el libro desconocen? Una nota importante aquí es que Stephen King está participando aconsejando al escritor del guión.

Ya para irnos

De unos años para acá todos somos críticos de cine y ninguna película es lo suficientemente buena. Les falta. Les sobra. Sobre todo, aquellas basadas en Comics o refritos, como la que en este momento nos ocupa.

En la actualidad carecemos por completo de esa emoción y excitación que nos produjeron películas como Volver al Futuro, Batman y Batman Returns, Beetlejuice… No son historias que ganarán el Oscar a Mejor Película, son esas que se convertirán en clásicos. De esas de las que los que ahora tienen 15 años se quejarán con sus hijos cuando vuelvan a hacer nuevas versiones de X-Men y no sean “tan buenas” como las “originales”. O en 30 años que decidan hacer una nueva versión de ESO, seguramente no les parecerá tan buena como la que vieron en el cine en su adolescencia.

Permítanse disfrutar, emocionarse como niños; salten en la butaca cuando sale Harley Quinn y The Joker abrazados en traje de gala como en la portada del comic. Dejen al crítico experto de cine encerrado en un cajón. Pero sobre todo, permitan que los demás lo disfruten y se emocionen. Al final, no sabemos de cine, pero sabemos lo que nos gusta.

Anuncios