Mes: abril 2011

Lucia


Se había prometido a sí misma no llorar, así que cuando le rompieron nuevamente el corazón, sus ojos no derramaron una sola lágrima; con la gesticulación ocultaba su tristeza, simulaba un rostro osco y mal encarado, que todo insinuaba, menos soledad, agonía, o dolor. Sin embargo, su ser interno […]