Éstas primeras dos semanas de septiembre planeaba dedicárselas al Bicentenario y al Centenario, a los festejos, a la situación actual del país y demás pensamientos al respecto, pero la verdad es demasiado deprimente y decepcionante. Empiezo a escribir algo ‘motivante’ e inevitablemente caigo en los problemas del país y la gente que los padecemos (y permitimos).

Dicho esto, y para no desentonar con lo que se publicó el domingo, va el Monopoly versión Social Media.

Por sí sólo Monopoly ya es geek, ahora de ésta forma, pos ‘pior’.

Anuncios