Oyalep

Del tamarindo y sus conflictos vocacionales


No me gustaría ser un tamarindo. Debe ser horrible tener tantos posibles destinos. Cualquier tamarindo en su sano juicio debe sentirse amedrentado al saber que se acerca la hora de elegir cómo será saboreado. ¿Enchiloso? ¿Dulce? ¿Como parte de alguna exótica receta?

Tal vez un tamarindo amante de la globalización muera de ganas por terminar aplastado y empacado, como un “Pulparindo” (¡qué ricos son!, por cierto); o, dependiendo de la época, en una de ésas termine dándole el toque acidito al ponche de las fiestas decembrinas. O, con menos suerte tal vez, su destino sea figurar en un remedio para el estreñimiento; noble labor tal vez, pero menos elegante.


Lo que seguro resulta muy frustrante para el tamarindo es terminar en un agua con apariencia, sabor y consistencia de agua de ciruela… debe ser humillante. Por eso no me gustaría ser un tamarindo… es mucho más sencillo elegir mis opciones, que no son ni tantas.

Anuncios

7 replies »

  1. Alguna vez tuve un problema al pedir un boli de tamarindo. En el preciso momento que grité entre los demás niños que luchabamos por ser atendidos, dije: “¡yo quiero uno de taramindo!” y me quedé no sé cuantos segundos pensando: taramindo? tamarindo? taramindo?. No se a cuantos niños atendieron, hasta que yo salí del shock que me habia causado una pregunta tan profunda. Taramindo? jajajaja

  2. Bueno, de hecho sólo me ha pasado eso de estarme “no he parado de trabajar”, y estar necesitando una grúa para que me saque del sofá.
    ¡Flipante, el vídeo, como diríais vosotros!

  3. Me gusta el chutney de tamarindo, sabe bien con filete y papas, tambien las bolas de tamarindo con azucar que sirven para hacer agua fresca, solo lo deshaces con la mano adentro de la jarra, es rapido.
    Cuando trabaje en un bar desarrolle gusto por los desarmadores, licor convinado con culaquier zumo o jugo de fruta, y el de tamarindo nunca lo probe pero en mis dias de sardanapalo noctivago universitario el aguardiante, bebida abundante en el campus, se convirtio en mi escudo de batalla y especialmente convinado con Boing de tamarindo, me parecia que entregaba un ardor especial a la borrachera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s