Oyalep

¡Mira José, un chapulinzote, José!


Cuando hay necesidad, se pierde el miedo y la vergüenza. Hasta cierto punto esto es muy cierto. Conozco lo que es el extremo de no tener nada que comer por días, pero aún conociendo ese extremo, este trabajo es uno que definitivamente no haría. No importa cuanta necesidad y hambre tenga.

Ser la carnada de una pitón gigante no está en mis planes de expansión como profesionista y emprendedor. ¡Paso!

¿Quién se anima?

Anuncios

13 replies »

    • Jajajajajaja, está bueno, no? Muy impresionante. Cuantas cosas desconocemos y damos por sentadas en nuestro pequeño universo. Chale.

      ¿Te animas?

  1. AHORA SE COMO NO MORIRME DE HAMBRE EL PROBLEMA ES COMO SABER QUE ES DE UN PITÓN, QUE TAL QUE TE SALE OTRA COSA PEOR JAJAJAJAJA Y EN TONSSSS LE QUITAS EL HAMBRE JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s