Llegó otro Sabadrink más. Muchos se irán de parranda, no lo dudo. Algunos a perderse en el alcohol. Otros según de cacería. Y por supuesto los mandilones acompañados. Para éstos últimos, les recomiendo el brillo labial sabor cerveza.


Pero no para ustedes, no sean ordinarios. Para que se lo regalen a la dueña de sus quincenas. Así le dan un trago a la cheve, un beso a la chica. Trago a la cheve, beso a la chica. Verán que bien la pasan ambos.

Una verdadera jalada sabatina. Pero me hizo reír el producto. Muy buena mercadotecnia la de Heineken. La tendré a la venta en mi bar, para que vayan ahorrando.

¡Buen fin de semana, gente!

Anuncios