¡Ah, Facebook! Las cosas que se ven y se leen. Desde fotografías ‘sepsis’, obscenas o ridículas, pasando por Quizes y regalitos, que ya me tienen hasta la madre, hasta actualizaciones de estado, como la que en este momento me ocupa.

Un claro ejemplo de cómo la fe mueve montañas. En este caso, mueve a una guapa chiquia a regresar al gimnasio. Ya veremos en que acaba esta tragicomedia.

Super Pollo

Anuncios