Un día mientras me estaba planchando el cabello, algo que no me toma más de cinco minutos, ya que tengo el cabello lacio, estaba dando los últimos retoques a mi peinado, cuando de repente pude verla. ¡Ahí estaba, mi primera cana! Como si me estuviera retando porque no se dejaba planchar.

Mientras la veía a través del espejo, no sabia si dejarla ahí o de plano arrancármela. Fue cuando me acordé del mito urbano. Si te arrancas una cana, entonces salen tres más en su lugar, pero como tenía prisa por salir, me la arranqué y hasta la contemplé un momento. Aunque sabía que algún día tendría canas, en realidad no estaba preparada para vivirlo a los 26 años.

A partir de ese día, todas las veces que me peinaba, me revisaba la cabeza buscando alguna señal de que me estuvieran invadiendo más canitas. Mas no pasaba nada. Mi cabello seguía conservando el mismo color, por lo tanto dejé de pensar en ellas.

canas2021Hubo un tiempo en que me pintaba el cabello a cada rato. Me lo pinté color chocolate. Después me puse rayitos. Luego me enfadé de retocarme cada mes los rayos y me lo pinté de negro. Por mucho tiempo lo traje así, ya que como soy muy blanca, me encantaba como me veía más pálida. Después me entró la loquera de pintármelo rosa. Hasta que desde hace tiempo dejé de pintármelo y empecé a conservar mi tono castaño.

Pero un día me di cuenta de que por fin la vejez se apoderaba del color de mi cabello. Ya tenía otras cuatro canas muy delgaditas, por eso no las había visto antes. Enseguida me las arranqué. Me revisé mi cabecita, un espejo en una mano y con la otra escaneando con mis dedos a ver si encontraba alguna cana intrusa. Ahí empecé a entender dos cosas. La primera, que muy pronto me volvería esclava de los tintes de cabello, no por gusto sino por necesidad. La segunda, que ya empezaba a volverme viejita. Ja, ja, ja.

Con las canas sólo tienes tres opciones. Las aceptas mientras las luces orgullosamente. Las camuflajeas poniéndote infinidad de tintes. O de plano te las empiezas a quitar, como yo lo hago. Para mi fortuna sólo me salen tres o cuatro.

2296136378_029a0a91c6Si se dan cuenta, para combatir o retrasar las arrugas, existen las cremas, el Botox, cirugías, faciales, mascarillas, etc. Si quieres modificar tu cuerpo también hay cremas, geles, ejercicios, cirugías, masajes, fajas, etc. Pero si quieres retrasar la salida de las canas no existe nada.

Tengo amigos que desde muy jóvenes tienen canas, o lunares, pero ellos son hombres, y como sea en un hombre no se ven tan mal, hasta pueden ser atractivas. Además, la mayoría de los hombres se quedarán calvos antes de llegar a la tercera edad. Aún así, tienen la opción de raparse, ocultando así sus canas y de paso el escaso cabello. Pero en una mujer no se ven para nada sexys, ni atractivas. A menos que seas Tormenta de los X-Men.

xmen3pubbPor lo tanto, mis soluciones son estas:

Cuando esté invadida por más de diez canitas, empezaré a hacerme rayitos.

Cuando los rayitos no sean suficientes, entonces me teñiré el pelo más seguido.

Por mientras, estaré atenta a cualquier canita que se quiera apoderar de mi cabecita para así quitarla del camino y arrancarla de mi vida. En lo que poco a poco las voy aceptando.

Anuncios