Hace poco hice una pequeña encuesta en Facebook preguntando si alguien tenía discos, o casetes en su defecto, de Erick Rubín. Todo porque en una plática mañanera surgió que ese huey nunca cambió. A pesar de su resbalón en Timbiriche (más que resbalón, trampolín), nunca cambió su look, la música que hace, ni vieja, ni nada. Por cierto, la plática surgió porque vimos a su guapísima mujer.

Comentábamos que a ese huey le vale madre si la gente compra sus discos o no. Ese huey hace lo que le gusta, y si en ese proceso vende algo, chingón. Y eso es muy respetable. La verdad, nunca me ha gustado su música, pero es un ejemplo de lo que es el rock, le vale lo que digan los demás, él en su rollo. Chido su coto. Bien por él.

Layout 1Eso nos llevó a otro huey que es también puro pinche rock, o cuando menos lo era. Diego Schoening. Ex-Timbiriche también. Ese tipo, que tampoco me gusta lo que hace, definitivamente debe de estar necesitando dinero. Realmente pensaría que Ace le paga bien por esos anuncios ochenteros, pero parece que no.

Acaba de lanzar nuevo material, con el sencillo que está sonando en todos lados “Enamorado de ti”. NO le quedaRealmente todo lo que ese huey no es. O más bien era, porque el dinero manda. Si es así, me atrevo a preguntar: ustedes tienen una firme creencia o convicción ¿Harían lo contrario o traicionarían eso en lo que creen por dinero?

En la música es muy complicado. El rock no vende tanto como el pop. Pero en su caso ¿Se “prostituirían” por dinero? Entiéndase por “prostituirse” no necesariamente el vender su cuerpecito, si no en sentido figurado. Ya que si venden su cuerpecito, con gusto los anunciamos en El Ombligo del Ocio.

Los dejo con el video de dicha canción tan controvertida que resulta ni siquiera es original. ¡Todavía! En fin.

Anuncios