Oyalep

Chalequito a la fea


Soy un quejumbroso empedernido nato. Aparte de que me gusta quejarme, como que se me da. Muchas veces me quejo por quejarme. Otras tantas me quejo con razón.

Hoy salí de trabajar a las 8:30 p.m., hasta la madre de tanta pinche poesía. Gajes del oficio, supongo.

Decidí tomar la Abasolo, para variar. Al llegar a la altura de la Universidad Mundial, dos carros delante de mí frenaron de golpe. No me pareció relevante, ya que nunca falta el estudiante fresita que sale sin fijarse. Pero al ir avanzando, un nuevo auto a mi izquierda frena de golpe.

Grande fue mi sorpresa al percatarme que ahí, en medio de ambos carriles, estaba una mujer policía. Fea por cierto. Esto no es relevante pero es que sí estaba fea la condenada.

El caso es que los autos que frenaban de golpe, era porque de repente frente a ellos aparecía una mujer policía. Es que de noche ¡NO SE VE!

Claro que no es de extrañar que la brillante administración paceña mande a uno de sus elementos a una de las calles más transitadas de la ciudad, de alta velocidad, a dirigir el tráfico de los autos que salen de la Universidad Mundial SIN por lo menos un pinche foquito bicicletero en la gorra. Supongo que es mucho pedir un pinche chaleco que brille en la oscuridad.

Al ser mi turno para pasar, vi con pena a la gordita fea sudando la gota gorda, valga la redundancia, ya que aunque es de noche, hace un calor infernal. Vestía su uniforme azul oscuro, supongo que el negro estaba sucio, con una pinche mini lamparita haciendo señas a los autos.

NI SIQUIERA UNA LÁMPARA DECENTE. ¡De verdad! Traía una lamparita pinchurrienta. Me cae que da más luz el foquito de los teléfonos Nokia viejitos.

Como empecé este artículo de opinión, o de queja, quejarse se me da fácilmente, pero como no queriendo la cosa, tengan cuidado al transitar por ahí de noche, no vaya a ser que se les aparezca la policía fantasma, fea, gorda, sudando la gota gorda. En una de esas le pegan al gordo, y en lugar de hacerse millonarios, acaban en el CERESO por atropellar a un humilde agente de transito.

Ojala los encargados de la logística de tránsito se quitaran un poquito esa “paceñés” que los caracteriza y piensen un segundo, sólo un segundo, las órdenes que dan. Con suerte y se den cuenta de que son unos pendejos. Si no, cuando menos que le den un chalequito a la fea.

Alcancé a tomarle una foto

Alcancé a tomarle una foto

Anuncios

5 replies »

  1. Pero si adelantito de la Mundial hay un 4 altos, aparte la polEcia????

    No habrá estado esperando raite??? tiene cara de que iba a la playa, jejejeje pensé que era un salvavidas lo que traia atorado en la cintura jajaja..

    saludossss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s