Tengo dos hijos. Un niño de 10 años y una niña de 2. Ambos son brillantes, socialmente desatados, desinhibidos y bien piratas.

Mi hijo, a quien apodo cariñosamente “viejo”, tiene una particular forma de ver las cosas. Es un niño extrovertido de carácter alegre. Le gusta el dibujo, el grafiti (que no lo dejo que vaya a rayar paredes) y el hip hop. Sus gustos en cuanto a la música son variados y eclécticos: van desde Vivaldi hasta Cartel de Santa, de el clásico The Clash hasta Paradise Lost y Rammstein.

En fin, que mi pequeño niño no tiene mucho de común, ya que también es aficionado a la colección de armas y estudia algunas lenguas como el ruso y el alemán. Patina y su más grande meta es ser chef. Es muy carrilludo, juega con el sarcasmo y el humor negro.

Dada esta pequeña intro, les dejo unos párrafos escritos por él, su punto de vista de la gripe porcina.

Alerta por virus porcino según Yo.

Se da a conocer a nivel nacional la influenza porcina, por un anuncio del presidente Calderón.  Declaró canceladas las clases, por lo cual fueron muy aburridas mis nuevas vacaciones; por que mientras muchos niños estuvieron jugando con sus patines, yo me fui con mi papá a repartir pan y por esa  pequeña ayuda me daba cincuenta pesos. Fin.

Escrito por el Coronel Rosswell

No olviden visitar el Blog de Mar Fatale, Soborna. Un ceviche ideológico visual.

Anuncios